¿Qué precio tiene el arte?

Tracy Emin

Tracy Emin

Tracy Emin es una artista británica quien —al igual que la mayoría de las artistas del mundo— ha padecido el recibir menor representación, paga y reconocimiento por trabajos artísticos que los que reciben los hombres.

http://vimeo.com/80772625

Digamos que los asuntos del mundo del arte reproducen las mismas malas prácticas de los campos laborales y sociales; una de ellas, sumamente evidente es pagar y reconocer el trabajo de alguien de acuerdo con criterios más inciertos  que los que tendrían que ver con el trabajo mismo; por ejemplo, pagar de acuerdo con el color de piel, la alcurnia, origen étnico, las “relaciones”, o en su defecto, los órganos sexuales con los que se nació, y si te tocaron femeninos, pues ya sabemos.

En México, las cosas no difieren de las estadísticas documentadas en otros países, que a a pesar de la denuncia, difícilmente se han movido hacia números menos desiguales. Es sumamente relevante el trabajo que ha realizado el MUMA, en lo que a mujeres mexicanas en el arte se refiere. En este espacio se documenta quiénes son y qué hacen, además de organizar exhibiciones, muestras y análisis de la obra de mujeres mexicanas.

MUMA, 2014. Mujeres detrás de la lente

MUMA, 2014. Mujeres detrás de la lente

Desconozco trabajos con esa tónica en el ámbito de la escritura, pero recientemente en Tijuana, la editorial Piedra Cuervo publicó una compilación realizada por Gidi Loza Cuerpo+mente+ lenguaje. El libro es sumamente valioso porque en él se piensan, se procesan, reflexionan, sienten y perciben estas cosas de las mujeres que escriben. Los materiales que reúnen el libro son inquietantes, disímiles, desbordantes, juguetones y sumamente disfrutables y contradictorios, lo cual me parece doblemente generoso.

Mujer que escribe, (“Fragil, NO TOCAR”) de Amaranta Caballero explora a partir de la biografía de mujeres que escriben esta relación entre vida, trabajo artístico y muerte que devela muchos de los tópicos que las estadísticas ponen en números: pobreza, marginación, discriminación, horror. De la exigencia de mayor visibilidad, representación, paga y reconocimiento de las mujeres que hacen arte y escriben, a exigir que se detenga la violencia de todo tipo que se cierne sobre nuestras amigas, hijas, hermanas, madres, conocidas, vecinas, desconocidas lo que existe es acto de congruencia y solidaridad. Exigir mejores condiciones de trabajo, incluyendo el trabajo artístico realizado por mujeres, es exigir mejores condiciones de desarrollo para todas las personas.

El estado de las cosas es grave. Sobre todo si pensamos en algunos escándalos de mujeres cercanas a hombres políticamente muy poderosos, digamos, primeras damas o hijas de secretarios o ex-secretarios quienes a pesar de estar, digamos en espacios privilegiados, han recibido golpizas documentadas que han terminado en impunidad y olvido. O el terrible caso de Yakiri, quien al defenderse, pasó de víctima a presa.

Anuncios

Para ver las cosas de otra manera

Visitar un museo de arte contemporáneo con los niños resulta de lo más divertido y entusiasmante porque ellos sí saben de qué se trata. Estas vacaciones pudimos visitar algunos museos, pero el que más disfrutamos fue el MUAC en el Centro Cultural de la UNAM. Al ver la exposición del artista venezolano Carlos Cruz-Diez, pudimos preguntarnos muchas cosas, como: ¿qué significaba que su obra fuera sobre colores que se mueven? o ¿cómo fue el artista investigando y perfeccionando su técnica hasta llevarla de los cuadros a objetos o esculturas o instalaciones?  hasta que llegamos a la pregunta más importante, ¿para qué sirve el arte en la vida? y entre muchas cosas, Eliseo dijo algo que nos maravilló: pues es muy fácil, para aprender a ver las cosas de otra manera… 

Sofi por su parte estuvo muy contenta y atenta y nos dijo que había estado muy divertido. Una de las piezas de las otras salas que más le gustó a Eliseo fue la del proyecto en el que exhiben macetas con maíz transgénico en las que no puede crecer otra cosa ni darse otro tipo de vida debido al herbicida que ataca todo, excepto al maíz modificado. Eliseo estuvo muy intrigado con respecto del experimento y las consecuencias de usar ese tipo de maíz en México; aunque la cuidadora que está en esa zona del museo no estaba ni muy contenta ni muy capacitada para interactuar con los niños que visitan el museo, se enojaba cada vez que Eliseo pasaba por el letrero que estaba en el piso, en fin.

En la exposición Por amor a la disidencia, Sofi dijo que estaba raro cómo sonaba la música.

Yo fui porque quería ver La promesa y me latió mucho, porque en este país hemos padecido esas “promesas” de consecuencias atroces para la vida en común.

Disfrutamos mucho la visita al MUAC y esperamos regresar muy pronto, mientras píquele aquí para que vea de lo que se está perdiendo.

Gabriel Orozco en el Guggenheim

Gabriel Orozco es un artista mexicano que nació en 1962. Actualmente el Museo Guggenheim de Nueva York presenta la exposición Asterisms. La muestra presenta instalaciones, fotografías y otros soportes en los que el autor reúne objetos que ha recuperado de playas y otros sitios y después los ha clasificado y ordenado para mostrar una colección de cosas maravillosas que, entre otras cosas, nos recuerdan cierta fragilidad de lo humano: cualquier trozo de vidrio o de plástico puede durar más de lo que cualquiera de nosotros.

Cuando veo ciertos mecanismos de colección y reorganización del arte contemporáneo pienso en ciertas actividades que mis hijos hacen –pienso también que muchos niños hacen, pero los míos están ahí son mi referente más cercano–. Eliseo sobre todo reúne piedritas, trozos de tela, cacharros y construye casas y ciudades: alguna vez hizo un barco, cuando era muy pequeño utilizaba las cobijas de dormir, nuestros zapatos, la ropa y demás chácharas de la casa para armar esas ciudades que me parecen geniales.

La genialidad de cierto arte contemporáneo consiste en eso, en recordarnos la genialidad humana, recuperar para nosotros lo más simple, íntimo y atroz, incluso, que puede haber en las cosas que realizamos o imaginamos.

Aquí un reportaje de la revista Sphere de Buenos Aires sobre la exposición de Gabriel Orozco.

http://faenasphere.com/es/sphere#!/target=el-catalogo-del-recolector-gabriel-orozco-presenta-asterisms