Ser padres

Del blog Mamá Natural

Veinte acciones hermosas que los padres hacen o han hecho o podrían hacer por sus hijas.

Michael Mitchell se viralizó al publicar esta lista que resume elocuentemente aquellas cosas inolvidables e invaluables que nuestros padres hacen por nosotras.

tumblr_lnzxzd0yD51qiibtoo1_500Esta emotiva lista que seguramente tocará algunas de las cuerdas más íntimas de muchos lectores, nos recuerda algunas de las cosas que nuestros padres hicieron por nosotros —algunas quizá sin saberlo y algunas sabiendo que nos marcarían por siempre. La enorme sabiduría, cariño, paciencia (y en ocasiones, suerte) con la que nuestros padres nos criaron es expresada en las Reglas para papás con hijas de Michael Mitchell.  

Michael es un papá de treinta y tantos años cuyo blog Life to her years, busca “darle más vida a los años de una hija”. La lista trata justamente de eso, de no solo criar a una hija, sino de darle más vida, energía, cariño y sabiduría para que pueda crecer y ser una mujer plena. A continuación les presentamos nuestra selección de los mejores consejos.

1. Ama a su mamá. Trátala con respeto, honor y demuéstrale todo el cariño que le tienes en público y cuando estén solos. Lo más probable es que tu hija crezca y busque un hombre que la trate como tu tratas a su madre —para bien o para mal, así suele ser.
2. Debes estar ahí para ella. Los momentos inolvidables jamás ocurrirán si no le dedicas mucho tiempo.. Desarrolla un interés genuino por las cosas que ella disfruta. Ella necesita que estés involucrado en cada paso de su vida, no que te quedes con las brazos cruzados mientras crece.
3. Disfruta cada momento con ella. La vida pasa extremadamente rápido, antes de que te des cuenta tu hija ya no estará gateando en pañales por la casa, estará aprendiendo a manejar, y luego la estarás acompañando por el altar. En poco tiempo pasar tiempo con su papá no será lo mejor del mundo. La vida pasa muy rápido. Disfrútala mientras puedes.
4. Enséñale a lanzar y atrapar una pelota. Juega futbol con ella. Demuéstrale que tirar como niña puede ser bueno.

tumblr_lnxl33nIlr1qmxqgxo1_500
5. Báñala. Disfruta esta increíble experiencia con ella.
6. Llegará el día en que te pida un cachorro. No lo pienses mucho, al menos una vez en su vida, solo di, “sí”.
7. Baila con ella. Empieza a hacerlo cuando esté pequeña, o incluso, cuando sea un bebé. No esperes hasta el día de su boda.
8. Dile que es hermosa. Díselo una y otra vez. Algún día una película o una revista intentará convencerla de lo contrario.
9. Enséñale a cambiar una llanta. Un pinchazo no tiene por qué causarle pánico. Cuando le suceda por primera vez te llamará llorando de cualquier manera, pero sabrá que hacer.

little-girl-carrying-books
10. Es tan inteligente como cualquier niño. Asegúrate de que lo sepa y entienda.
11. Si toma clases de natación asegúrate de nadar con ella. Si no hay otros padres en la alberca, será su pérdida.
12. Nunca faltes a su cumpleaños. En diez años no recordará que regalo le diste, pero recordará que no estuviste.
13. Después de una pesadilla querrá dormir en tu cama. Esto es bueno.
14. Pocas cosas en esta vida son más reconfortantes para una pequeña llorando que la mano de su padre. Nunca lo olvides.

tumblr_lnz81nWjjI1qmxqgxo1_r3_500
15. No le compres demasiados regalos en su cumpleaños o en Navidad. En vez, regálale experiencias. Pasa tiempo en la naturaleza, llévala a pescar. Maravíllate con la manera en que ella se maravilla con cada experiencia nueva.
16. Hazle saber que siempre puede regresar a casa. No importa qué pase.
17. Recuerda que, como una mariposa, un día va a extender sus alas. Disfruta sus años de oruga.
18. Escríbele una carta a mano cada año en su cumpleaños. Dáselas cuando empiece a estudiar la carrera, cuando ella se convierta en madre, o cuando creas que las necesite más.
19. Aprende a confiar en ella. Dale más libertad cada año. Será capaz de cumplir con tus expectativas.
20. El día en que se va a enamorar llegará pronto. Y no hay manera de que te prepares para ello. Si aceptas esto ahora, todo será más fácil.

tumblr_lo0s7vjez51qmxqgxo1_500

¿Cuántas de estas cosas hicieron sus padres con ustedes? ¿Cuántas les gustaría hacer por sus hijas? Compartan la nota con sus esposos, esposas, padres, hijos, hijas, abuelos y amigos y recuerden que la admiración que sus hijas sienten por su padre, algún día la sentirán por otro hombre. Un padre no solo nos ayuda a crecer, nos enseña a vivir. 

El cuarto de los niños II

Conmovidos por la noticia de Connecticut, recordamos estas imágenes que posteamos hace apenas un par de días antes de que sucediera el trágico evento en el que perdieron la vida profesores y profesoras, así como veinte pequeñitos de entre 5 y 7 años.

Imagen

De los cuartos que el artista fotografió en Estados Unidos no hay ninguno que no sea, justo es decirlo, aterrador: un chico amante de las armas, una niña con todas las medallas en artes marciales habidas y por haber, y el el niño que en sus ratos libres practica el mundo de los negocios.

Imagen

¿Qué clase de adultos son capaces de creer que eso es sano? No es sano el mundo de la “competitividad”, de la “cosificación” y del ganar por ganar. Crea gente enojada, egoísta y estúpida que antepone lo material a cualquier solidaridad humana; el mundo del competir, del ganar por encima de todas las personas en todas las circunstancias, crea desalmados capaces de utilizar lo que sea, o a quien sea, con tal de salirse con la suya.

No miden las consecuencias, no valoran ni la amistad, ni la empatía, ni la convivencia, son seres que han perdido el alma, literalmente, en el afán de obtener lo que se les antoja: reconocimiento, fama, títulos, cargos, dignidades, objetos, propiedades, personas, estatus, lo que sea y sí, se han convertido en unos desalmados: zombis que en lugar de tragar cerebros quieren más de lo que sea, no paran, no hay nada que los haga sentirse bien y en comunión con nadie: vacíos del corazón, metafóricamente, se llenan de poder, de horror y de maldad y de berrinches. Estos seres esperan que el mundo se acomode a sus designios tiranos, inocuos, la mayoría de las veces, pero insufribles, y que en la medida en que siguen acumulando frustración y encono pueden llegar a ser si no asesinos sí seres capaces de las peores bajezas, traición, corrupción, falsos testimonios,  engaños, delación entre otras linduras.

La sociedad estadounidense modelo idóneo de la sociedad de consumo, se ha convertido en un semillero de asesinos, como el de esta escuela; pero en nuestro país no vamos por mejor camino, en otras circunstancias y con otros factores nuestros niños y jóvenes no lo están pasando mejor, no estamos creando mejores circunstancias de desarrollo.

Algo estamos haciendo mal, creemos que evitar la frustración de nuestros niños y jóvenes les hará bien, creemos que ellos son los “reyes” y “princesas” y que les hacemos mucho bien volviéndolos “competitivos”.

Vale mucho la pena que revisemos dónde  duermen nuestros niños, ¿qué sueñan?, ¿qué los hace felices?, ¿con quién comparten?. ¿cómo lidian con la frustración? y si es necesario hacernos esas mismas preguntas con respecto de nosotros mismos, saber ¿cuáles son las expectativas con las que los estamos criando?, ¿Hacía  qué modelos de solución de conflictos  los estamos  guiando?

Imagen

¿Por qué tenemos que comprar lo que ellos dicen?

Vídeo

El asunto de que el rosa es sólo para las niñas o de que a las niñas no se les compran superhéroes, sólo princesas. Más allá de que vivimos en un mundo que establece un régimen de consumo exacerbado, está el asunto de que se moldea el consumo de manera que no sólo te incitan a comprar sino a comprar de cierta manera para modelar tus conductas, ante eso Riley plantea una serie de preguntas de lo más brillantes para cuestionarnos en qué clase de mundo estamos viviendo y en cuál nos gustaría vivir. La vocación por cuestionar es indispensable para elegir modos y modelos de vida más dignos y alegres de nosotros y de las personas que más queremos.

Gabriel Orozco en el Guggenheim

Gabriel Orozco es un artista mexicano que nació en 1962. Actualmente el Museo Guggenheim de Nueva York presenta la exposición Asterisms. La muestra presenta instalaciones, fotografías y otros soportes en los que el autor reúne objetos que ha recuperado de playas y otros sitios y después los ha clasificado y ordenado para mostrar una colección de cosas maravillosas que, entre otras cosas, nos recuerdan cierta fragilidad de lo humano: cualquier trozo de vidrio o de plástico puede durar más de lo que cualquiera de nosotros.

Cuando veo ciertos mecanismos de colección y reorganización del arte contemporáneo pienso en ciertas actividades que mis hijos hacen –pienso también que muchos niños hacen, pero los míos están ahí son mi referente más cercano–. Eliseo sobre todo reúne piedritas, trozos de tela, cacharros y construye casas y ciudades: alguna vez hizo un barco, cuando era muy pequeño utilizaba las cobijas de dormir, nuestros zapatos, la ropa y demás chácharas de la casa para armar esas ciudades que me parecen geniales.

La genialidad de cierto arte contemporáneo consiste en eso, en recordarnos la genialidad humana, recuperar para nosotros lo más simple, íntimo y atroz, incluso, que puede haber en las cosas que realizamos o imaginamos.

Aquí un reportaje de la revista Sphere de Buenos Aires sobre la exposición de Gabriel Orozco.

http://faenasphere.com/es/sphere#!/target=el-catalogo-del-recolector-gabriel-orozco-presenta-asterisms

Cortometraje, ¿Y dónde está Adelita?

Vídeo

Paste a Video URL

Dónde fue Adelita? / Cortometraje from aiwey on Vimeo.

El rey Lear

Quiero que mi hijo tenga lo que yo no tuve

Déjese de cosas: usted toma mujer y se hace de un
par de hijos y se pasa
la vida en sus trabajos ni limpios ni muy sucios hasta
apilar 100 columnas de monedas de cobre abajo
de la cama
y después con el tiempo –usted es de usos honrados
salvo que la honradez etcétera–
guarda 2 000 columnas más en el ropero y 60 en el
techo del baño y entonces
es el viejo monarca que va a construir un castillo en
tierras de frontera
antes de su muerte y antes de la muerte del mayor de
sus hijos, “con el baño completo en los altos y
un bañito en la entrada”,
y entre las arenas y el torreón del oeste sembrará los
manzanos y el bosque de los robles
que serán una soga entre sus hijos y los hijos de sus
hijos y los otros que lleven su nombre,
pero sabe que se puede enredar en una de esas ramas
y Absalón –su hijo “el mayorcito, que va a ser
ingeniero”–
le abrirá la cabeza en 2 como una palta.
Ahora usted evita las ramas y cambia los bosques por
los acantilados:
sobre la arena mojada su caballo es alegre y veloz, las
naves enemigas no embravecen el mar,
sólo el aire que sopla trae el frío de los cascos
normandos – “allí nomás estaba el gerente general
en su carrazo, me hice el que no lo vi”–,
pero a ninguno de sus hijos le interesa su guerra con
los normandos ni aprendieron a usar la ballesta,
y usted de la oficina a la casa cuidándose de andar bajo
las ramas, y otra vez al torreón del oeste
–entre la cocina y el cuarto de fumar: el baño está
siempre ocupado y en los cuartos que sobran ni
una araña / en la noche
cuando el aire está limpio: la luz de las otras ventanas,
los grandes anuncios luminosos,
y usted aprovecha que baje la marea, se ajusta las
sandalias de venado, el manto: cabalga junto al mar,
y Absalón –el menor “será un gran abogado este
muchacho”– abre la red sobre la blanda arena y alza
su arpón de hueso
–no le gusta–, ya sé, haga su cuenta de nuevo, déjese
de cosas:
usted toma mujer y se hace de un par de hijos y
trabaja y etcétera hasta apilar 100 columnas de
etcétera abajo de la cama
y sube el dólar en un 50% y desembarcan los
normandos después de volar esos torreones nunca
construidos
y sus monedas de cobre son cáscaras de huevo que
aplasta el aire.
De acuerdo, sus hijos no han salido mejores que usted,
pero igual lo esperan en el bosque de robles y al borde
de las aguas
y ahora moléstese en buscarlos: ya no sobra otro
invierno y esta rueda se atraca.

Antonio Cisneros, poeta peruano

1942-2012

Glantz, Clavel y Boullosa hablan de sus papás

Todas las huellas del padre http://issuu.com/todas/docs/todas-57/8